Otra iniciativa de apoyo a Hausmann

(Nota: Incluye firmantes. Cuando promovimos la carta de solidaridad con Ricardo Hausmann, algunas personas nos sugirieron que el tono de la misma no era el más adecuado, y que limitaría la acogida que podría tener la misma en sectores más neutrales. La siguiente alternativa está circulando, y me han pedido que ayude a difundirla, cosa que hago gustosamente. El link para firmarla está aquí. Si ya firmaron la anterior, háganlo con esta también. Ya yo firmé.)

Carta pública de apoyo a Ricardo Hausmann
(Promovida por Felipe Pérez Martí y Francisco Rodríguez)

En días recientes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que había ordenado a la Fiscalía y Procuraduría General el inicio de acciones legales contra el profesor Ricardo Hausmann con motivo de las opiniones expresadas en un artículo publicado conjuntamente con el economista Miguel Ángel Santos en el cual se criticaban las prioridades del gobierno venezolano en la asignación de recursos al pago de la deuda externa venezolana en contraposición a otras obligaciones.

Los abajo firmantes consideramos inaceptable que el gobierno de cualquier país tome acciones en contra de un académico por haber expresado opiniones que le sean contrarias o que considere inconvenientes. El uso de la fuerza del estado para intimidar a los opositores políticos es una marca de una sociedad no democrática, y lamentamos que las autoridades venezolanas hayan tomado este camino.

La base de una sociedad libre es el derecho de los ciudadanos a expresar sus opiniones sin el temor a ser objeto de represalias por parte del estado. El jefe de gobierno tiene una responsabilidad especial para asegurar que en el país exista un clima de tolerancia que permita el libre intercambio de ideas. Esta actitud necesaria se ve fuertemente vulnerada cuando la fuerza del estado se utiliza para amedrentar a aquellos que expresen una posición distinta al gobierno.

Ricardo Hausmann es una referencia intelectual y moral para toda Venezuela. Sus contribuciones al conocimiento y al estudio de la economía venezolana han sentado las bases de nuestra comprensión del país. Su ejercicio de la función pública y de la actividad académica, contrariamente a lo expresado por el Presidente Maduro, se han caracterizado por la integridad, probidad y honradez.

No necesitamos estar de acuerdo con las opiniones emitidas por Ricardo Hausmann para defender su derecho a emitirlas. Justamente de él aprendimos muchos de nosotros que es el libre intercambio de ideas y opiniones contrapuestas lo que nos permite avanzar en la comprensión de los problemas claves de nuestros tiempos. De hecho, una actitud de aceptación de la crítica es imprescindible para que, como fruto del intercambio de ideas que así se genera, se sienten las bases para la mejora de la gestión pública.

La grave situación por la que atraviesa nuestro país requiere la colaboración de todos para abordar con urgencia los serios problemas que nos aquejan. Cada paso que profundiza más nuestras divisiones nos aleja de las condiciones necesarias para hacerlo. Una rectificación pública por parte del Presidente Maduro sería una indicación de la seriedad en su intención de generar el clima imprescindible para la recuperación y reconciliación del país.

Por ello, exhortamos al Presidente Maduro y a la Fiscal Ortega, en respeto a los principios fundamentales consagrados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, a que ordenen la inmediata suspensión de todas las acciones legales iniciadas contra Ricardo Hausmann. Cada día que pase sin hacerse servirá para validar el argumento de que Venezuela ha dejado de ser un país democrático.

Abelardo Mieres
Albert Moreno
Alberto Lovera
Alberto Unanue
Alejandro Grisanti
Alejandro Molina
Alejandro Puente
Alejandro Vásquez
Alejandro Vera
Alex Garcia
Alexis Milano Vera
Alvaro Cartea
Ana Angulo de Colmenares
André Silva de Oliveira
Angel Alayón
Armando Chaguaceda
Aurea Vasqez
Brian Stuart McBeth
carlos de sousa
Carlos E Gonzalez Crespo
Carlos Ortega
Carlos Torrealba R.,
Economista Carlos Valero
Carlos Zafra
CARMEN CASTILLO
Carmen Cecilia Mijares
Claudia Curiel
Claudia Piras
Consuelo Iranzo
Dan Levy
Daniel Petkoff
Daniel Stagno
David Morán
Denis Parra
Diego J. Gonzalez Cruz
Diego Molinari
Eddie A. Ramírez
Edgar C. Gonzalez
Eduardo J. Ortiz F.
Eduardo Massieu
Eduardo Zambrano
Elías Michelena
Elizabeth Mijares de Rodríguez
Enrique E. Vasquez
Enrique Mujca
Ernesto Blanco
Ezequiel Refico
Felipe Pérez Martí
Fernando Branger
Francisco Monaldi
Francisco Rodríguez
Francisco Toro
Freddy Rios Rios
Froilan Barrios Nieves
Geovanni Siem
Gilberto Daboin Bastidas
Graciela Urdaneta
Henkel García
Hernán Contreras A
Humberto García Larralde
ileana vasquez
Irene Layrisse de Niculescu
Isaac Mencía
Isabel Helena Tinoco
Iván Garmendia Spósito
Jaime Francisco
Pablo Herrera Rodriguez
Janine Vici Campbell
Javier Corrales
Jean Leidenz
Jesus Bolivar
Jesús Leonardo Pérez
Jesús O. Guevara
Jose Angel Salazar
Jose B. Alvarez
JOSE EDUARDO BORRERO
JOSE ELEAZAR RUIZ
José Gouveia Pestana
Jose Luis Saboin G.
Jose Manuel Puente
José Morales
josé vicente zapata m
Juan Carlos Aponte
Juan Cristobal Nagel
Juan F Misle
Juan Pablo Lupi
Juan Plaja C.
Julio Leañez
Karim Abdul
Lastenia Rodriguez
Lenin H. Balza
Leonardo J. Maldonado
Leonardo Vera
Luciano Bonavino M
Luciano R Bonavino M
Luis Carlos Palacios
Luis Avila Guerra
Luis Iliveros
Luis Oliveros
Luis Roberto Rodríguez Pardo
Luis Zambrano Sequín
Maikel Bello
Manuel Antonio Narváez Chacón
Manuel E. Perez R.
Manuel Toledo Ascención
Manuel Valera
Marco Rincon
Marcos Dietrich
Maria Cecilia Juan
Maria Corina Kabbabe Yañez
María Eugenia Boza
Maria Gabriela Vasquez de Ramirez
María Isabel Puerta
María Ochoa
María Virginia Pérez
Mario Fagiolo
Marisela Montenegro
Marisol Josefina Decarli Rodríguez
Maurilio Gonzalez Fernandez
Michael Chu
Michelle Romero
Milagros Müller
Milagros Socorro
Monica Garcia-Perez
Moraima Parra
Morelia Carrero Castillo
nancy xiomara rivas reinales
Nestor D Guillen
Óscar carpio
Osmel Manzano
Pablo Astorga
Patricia Hernandez
Paul Rene Monasterio Velasquez
Pavel Gomez
Pedro A. Palma
Pedro Azpurua
Pedro Castro
PEDRO LUGO
Pedro Luis Rodríguez
Phil Gunson
Rafael Muñoz
Ricardo José Briceño Ponce
Ricardo Ríos
Rodrigo Antonio Peraza Darias
Rodulfo Prieto
Ronald Balza Guanipa
Rosa Guerra
Rosario Barrios G
Sara Nahir Esparragoza M.
Sasha Ojeda Mendoza
Sergio Guerra
Silvia Salvato
Tamara Herrera
Teresa Contreras
Thais Ledezma
Thais Maingon
Victor Marquez Corao
Vilma Rubio
Wilfredo Acosta
WINSTON KALEVI

 

7 thoughts on “Otra iniciativa de apoyo a Hausmann

  1. No creo que el tono de la carta de caracaschronicles haya sido inadecuado. Quienes lo consideren así tienen todo el derecho de hacer su carta o de no firmar la de C.C. . Yo firmé la carta de C.C. con mucho gusto y plena identificación con su contenido. Esta no la firmaría por dos pequeñas razones: una, que allí se dice que cada día que pase Maduro sin rectificar “valida el argumento de que Venezuela ha dejadio de ser un país democrático”. Venezuela es una dictadura desde hace mucho tiempo. Basta de estar guabineando.

    Lo otro es que la carta habla de la intolerancia de Maduro “en este caso” como sugiriendo que Maduro es generalmente tolerante, lo cual es inaceptable para mí y para quien tenga ojos para ver y oídos para escuchar.
    Por lo demás Martí es un chavista semi-arrepentido pero renuente a abandonar su ideología y Francisco Rodríguez deshoja la margarita entre serlo y no serlo.Esos movimientos pendulares no me gustan.
    No, gracias.

    Like

    • de acuerdo. Al leer esta carta de tono sentado-en-una-nalga, me llegaban a la mente los nombres de Simonovis, de Leopoldo López, y de tantos otros que siguen, algunos desde años, en cárceles venezolanas, simplemente por haber expresado una política distinta a la del gobierno.

      Otra cosa, “Cada día que pase sin hacerse servirá para validar el argumento de que Venezuela ha dejado de ser un país democrático.”

      Bien ingenuo, delirante o aprovechador tiene que ser Francisco Ródriguez para no querer darse cuenta que está bailando con una dictadura bien añejada.

      Like

  2. Pues en vez de dividir, hay que sumar. Algunos firmaremos ambas, otros preferiremos una u otra. El punto central de ambas cartas es la defensa irrestricta de la libertad de todos de opinar y de diferir del punto de vista de quienes están en el poder sin que ello sea considerado un crimen, y expresar el respeto y aprecio que le tenemos todos a Ricardo Hausmann por ayudarnos en tantas ocasiones a entender y a mejorar, a través de su larga y fructífera obra como intelectual y como servidor público, a nuestro querido país. Lo demás es estrictamente secundario.

    Gracias a Gustavo y a todos los demás firmantes de ambas cartas.

    Like

  3. sumar sin ver lo que se suma, solo motivados por la acrítica ansiedad de sumar, suele terminar en una mayor resta al final del dia.

    Like

  4. Conociéndolo como profesional yo le tengo un gran respeto a Ricardo Hausmann y estoy, por supuesto, perfectamente de acuerdo con la carta de Ricardo Hausmann y siento, por supuesto, la mas absoluta repulsa por la reacción de Maduro.

    No obstante no he firmado ninguna de las dos cartas, por tres razones.

    Primero por cuanto siento que sinceramente que ocurren tantas cosas aun tanto mas horribles en nuestro país, que el bululú con lo de Ricardo puede ser bienvenido, como distracción, por el gobierno. Y Ricardo parecería estar de acuerdo con ese argumento puesto que termina su último artículo inteligentemente con “ So what did I tell my daughter that night? I told her not to worry about me because I am free, but we should all worry about Venezuela because it is not.”…

    Segundo por cuanto en el artículo que levanta la polvareda, Ricardo argumenta que el gobierno de Venezuela, a pesar de estar al corriente en el servicio de su deuda externa, ya de tantas otras maneras se encuentra en mora con su pueblo, por lo que ya de facto se encuentra en una “bancarrota moral” y eso, antes que nada, da lugar a informar y denunciar a quienes invierten en papel venezolano, que se encuentran financiando un gobierno en “bancarrota moral”.

    Y ese ángulo, para mi el mas importante, no se toca en ninguna de las dos cartas. Y lo digo especialmente después del artículo de Francisco Rodríguez que más bien argumenta nuestra solvencia fundamental y parece ser una propuesta de inversión para aprovechar unas jugosas primas de riesgo.

    En tal sentido las cartas para verdaderamente llegar adonde deben llegar, a Wall Street y no a una OEA inútil, deberían incluir un llamado directo a los inversionistas financieros y a los bancos de inversión, a no prestarle un céntimo mas a Venezuela, mientras las condiciones actuales persisten, y un Human Right´s Watch denuncia violaciones de derechos humanos que sabemos ciertas… y donde lo de Ricardo Hausmann es solo otro rayita mas para algo muy rayado.

    Por Dios un gobierno que ya se queda con más del 97% de las exportaciones del país no tiene derecho a endeudarse.

    Y tercero, el hecho que firmar cualquiera de las dos cartas, me restaría fuerza para argumentar mis dos razones fundamentales☺

    Todo lo cual no quita la posibilidad de que yo esté completamente pelado en mi argumento… eso también puede ocurrir cuando se debate.

    http://radicaldelmedio.blogspot.ca/2014/09/dos-irresponsables-bailan-el-tango-del.html

    Like

Comments are closed.